miércoles, 20 de febrero de 2013

Crisis: una oportunidad de cambio


La palabra “crisis” proviene de un vocablo griego que significa “ruptura”. Se trataría de una hecho o circunstancia que producen un punto de inflexión, un antes y un después que puede ir hacia la “la destrucción” o resurgir, evolucionando a partir de ella.

En estos tiempos que corren en los que la palabra crisis está por todos los medios, en los que nos encontramos en un período de incertidumbre y de tensión, me gustaría aprovechar para dar algunas ideas que ayuden a sobrellevar mejor esta situación, especialmente para aquellas personas que se han quedado en desempleo o temen poder perder sus puestos.



Si te has quedado sin empleo, quizás es buen momento para replantearte tu vida. Tal vez estabas en un trabajo que no te gustaba, o no soportabas a tu jefe, o te gustaría realizar un cambio pero no te atrevías por la comodidad que te ofrecía tu trabajo (la seguridad de lo conocido).
Claro que puedes quejarte y lamentarte por todas las incomodidades y preocupaciones que te puede producir esta situación, pero sin caer en victimismos que no te van a llevar a nada y sin replegarte al aislamiento.

Cosas que puedes hacer:
-       Disfrutar de un tiempo de descanso. Tampoco es necesario que tras la pérdida de empleo, haya que ponerse sin descanso a buscar un nuevo empleo sin valorar si quiera qué es lo que quiero hacer o coger lo primero que salga si mis condiciones empeorarían.
-       Aprovechar para hacer un curso que te sirva de cara a un futuro empleo.
-       Dedicar más tiempo a aquellas cosas que te gustan pero para las que antes apenas tenías tiempo: leer, pasear, pasar más tiempo con los tuyos, ayudar a tus hijos…
-       Apúntate a alguna actividad que te mantenga activo.
-       Planificarte el tiempo.

Lo importante es no caer en la idea de  “que no valgo” por haber perdido el empleo, y poner manos a la obra para la búsqueda de un nuevo empleo y de nuevos proyectos, recordando siempre que tenemos numerosas capacidades que hemos adquirido a lo largo de los años tanto en lo laboral, como en lo personal, que nos pueden ayudar en esta búsqueda.