sábado, 9 de febrero de 2013

RAÍCES


Sabemos que un árbol sin raíces se muere. Para poder crecer firme y sano, necesita estar bien enraizado en el suelo, tener un tronco que le sostenga y una hojas para estar en contacto con la luz, con el agua, con el aire….Cuanto más fuertes sean sus raíces, más difícil será derrumbarlo.

Al igual que el árbol, es importante para nosotros el tener unas buenas raíces. Esto significa poder tener la seguridad de estar bien apoyado sobre mis pies, que mi postura diga quién soy yo y  de dónde vengo, desde la dignidad y el derecho que tengo como ser humano, simplemente por ser quien soy.




En esta cultura, donde prima lo inmediato y donde se nos ha bombardeado desde una sociedad de consumo que lo que nos va a hacer felices es el tener más y mejor, y cuánto más mejor, va surgiendo en las personas un profundo sentimiento de vacío que tratamos de llenar comprando un coche, un mejor móvil…. Y sin embargo nos sigue dejando un sentimiento de insatisfacción.

Estamos dejando de lado la importancia de la familia, de los valores personales…. Poder conocer la historia de mis padres, de mis abuelos…. Las circunstancias en las que vivieron, las dificultades a las que se tuvieron que enfrentar y cómo lograron superarlas, nos va a dar numerosas herramientas y la sensación interna de que realmente YO PUEDO, que provengo de esta familia, y que aún en circunstancias muy difíciles se puede salir adelante.

Es cierto que en todas las familias hay heridas, en todas las relaciones humanas las hay, pero se trata de poder ver estar heridas desde el respeto y desde el amor, que lo que consideramos errores es porque no pudieron hacerlo de otra forma y lo hicieron lo mejor que supieron, con lo que ellos habían aprendido.
Podemos aprender de estos errores para no repetirlos, y recoger los valores que nos han transmitido para elegir aquellos que sí queremos transmitir nosotros, y descartar aquellos que no.


Esta es la razón por la que siempre que miramos a una tribu, tenemos la sensación de unidad y de fortaleza que hay entre ellos, es el vínculo, y es porque ellos sí tienen claro la importancia de transmitir de dónde venimos y de tener nuestras RAICES.