lunes, 18 de marzo de 2013

Astenia primaveral: qué es y algunas recomendaciones


Llega la primavera, y en la mayoría de los casos esto viene acompañado por un aumento de energía en el que sentimos más ganas de salir, estar con amigos y compañeros y hacer actividades al aire libre.
Pero en algunos casos ocurre lo contrario, hay personas que se sienten muy cansadas, con cambios de ánimo… esto es debido a la llamada astenia primaveral.
En medicina se define astenia como una sensación de fatiga y falta de vitalidad generalizada, tanto física como psicológica, junto con una pérdida de motivación y de interés por el entorno. Es un trastorno de carácter leve, que parece ser debido a una adaptación del organismo más lenta de lo habitual a los cambios de esta estación (aumento de luminosidad, subida de las temperaturas, cambios horarios…). Afecta a un 2% de la población y principalmente a las mujeres.



Los principales síntomas
·         sensación de fatiga generalizada
·         somnolencia diurna
·         dificultad de concentración
·         sensación de aturdimiento o de presión en la cabeza
·         sensación de inestabilidad
·         irritabilidad
·         apatía
·         desmotivación
·         falta de apetito
·         disminución de la libido

Son síntomas leves, que pueden variar de unos días a varias semanas y que desaparecerán sin necesidad de ningún tratamiento, en la medida en la que nuestro cuerpo se vaya adaptando.
Hay algunos casos en los que estos síntomas se acentúan en aquellas personas que padecen ansiedad, depresión o que están pasando por un momento de gran esfuerzo físico o emocional.

Recomendaciones:
-     Cuida la alimentación. Quizás no están casual que en esta época a muchas mujeres les dé por ponerse a dieta en la llamada “operación biquini”. Pero al margen de la cuestión de estética, es importante para la salud cuidar la alimentación aumentando el consumo de frutas y verduras, y rebajando la bollería, azúcares y fritos.

-     Bebe abundante líquido: agua, infusiones…

-     Pasa tiempo al aire libre: la luz hace que nos sintamos mejor, así que es un buen momento para dar paseos al aire libre y respirar aire puro (algún parque cerca de tu casa, una salida al campo…)

-     Respeta las horas de sueño: Es fundamental para poder tener el descanso que necesitamos y que nos sintamos recuperados. Se necesitan dormir al menos 7 horas.

-     Haz cosas que te gusten y dedica tiempo a disfrutar con tu familia y con tus amigos.