jueves, 4 de abril de 2013

¿Cómo reconocer a un maltratador?




Podríamos distinguir dos tipos de perfiles:

  •     Sociópata: Se siente superior a las personas, las trata como objetos y disfruta haciendo daño a los demás. Tiende a saltarse las leyes, suelen tener antecendentes penales por robos, violencia… y en numerosas ocasiones se relacionan con el ámbito de la drogodependencia por su búsqueda de sensaciones fuertes. Su capacidad de amar es nula. No tiene reparos en humillarte delante de otras personas.
  • Maltratadores con baja autoestima, en su niñez han sufrido abusos, suelen provenir de familias disfuncionales en las que uno de sus progenitores (con frecuencia el padre), maltrataba a la madre y a ellos mismos. Se identifica con la figura del agresor porque ésta le da la sensación de fortaleza impidiendo asumir el miedo y la vulnerabilidad que vivió de niño. Son personas con inmaduras con un comportamiento infantil. Suelen  ser personas aisladas, con pocos amigos.  A menudo se mostrará cordial con otras personas, su cara oculta la muestra en la intimidad.




¿Qué hace el maltratador?
  •           Va seduciendo a su víctima: primero se acercará a ti, te regalará mil detalles, te dirá que eres todo para él y que sin ti no podría vivir. Aparentemente se enamorará de ti muy rápidamente y querrá pasar todo su tiempo contigo. En seguida querrá que os vayáis a vivir juntos.
  •           Te irá alejando progresivamente de tu familia y de tus amigos.
  •           Querrá controlar en todo momento con quién estás, qué haces… si no puede hacerlo físicamente, estará continuamente llamándote por el móvil.
  •           Irá destruyendo progresivamente tu autoestima: te sacará fallos, defectos, te culpará de sus arranques de ira, despreciará tus logros y todo lo que es importante para ti.
  •           Son egocéntricos,  todo tiene que girar a su alrededor.
  •           Después de un episodio de violencia , mostrará un aparente arrepentimiento, intentará de nuevo reconquistarte y vuelta a empezar.
  •           La escalada de violencia SIEMPRE  va en aumento: primero será un desprecio, malas palabras, después insultos, más tarde comenzará a romper y/ o golpear objetos, y por último descargará sobre ti su violencia físicamente.

    
  Por eso es fundamental que aprendamos a reconocer si a nuestro alrededor hay personas con estas características y tenerlas muy presentes. Si es así, ¡cuidado! Estás en presencia de un maltratador! Pon distancia de seguridad. No caigas en el error de pensar que si le tratas con cariño mejorará la situación, que no lo puede controlar pero que en el fondo te quiere,  que no te lo volverá a hacer, que cambiará…
 Está claro que necesitan ayuda, pero no la tuya, sino ayuda profesional de una terapia.

      No dejes que nadie te aleje de tu familia ni de tus amigos,  por muy enamorado que aparente estar, ya que es una trampa para lograr que dependas de él, y que, por mal que te trate, nunca le abandones. Nadie que realmente te quiera tratará de alejarte de tus seres queridos.

      Y sobre todo recuerda, en el amor una de las cosas fundamentales es el RESPETO,  y nadie tiene derecho  a vulnerar tu integridad.