miércoles, 17 de abril de 2013

Y tú, ¿cómo te comunicas? claves para una buena comunicación


Aunque cada vez tenemos más medios para comunicarnos (móvil, whatsupp, facebook, twiter...), lo cierto es que a menudo la manera de comunicarse no es la más adecuada, lo que genera graves conflictos, discusiones, enfados, malos entendidos...

  Por ello en este artículo quería  hacer una reflexión sobre las principales claves para mejorar la forma de relacionarnos, especialmente con aquellas personas que son más significativas en nuestras vidas:



-        Hablar en primera persona (cómo yo me siento), en lugar de en segunda (lo que tú haces). Si hablo de mí y de lo que yo siento me responsabilizo de lo que siento, si hablo sólo de lo que tú haces, te culpabilizo.
-        No murmurar, es decir, hablar directamente con la otra persona en lugar de  criticar todas aquellas cosas que no te gustan. Al fin y al cabo, hablar directamente con aquella persona con la que tienes el conflicto es la forma más directa, rápida y saludable de solucionarlo.
-        Ser concretos en qué cosas nos disgustan, o qué es lo que queremos… Ej.  En lugar de decir me gustaría que ayudaras más en casa, clarificar qué cosas son las que tendría que hacer y negociarlas.
-        No hacer juicios. “No es lo mismo decir: es que Juanito es un torpe”, que decir: “Juanito se ha caído de la bici”. Lo primero indica juicio, lo segundo un hecho que no desvaloriza.
-        No hacer generalizaciones: “Es que siempre llega tarde”. Cambiarlo por algo más concreto: “Las tres últimas veces que hemos quedado ha llegado veinte minutos tarde”.
-        Respetar el turno de palabra.
-        Escuchar lo que la otra persona tiene que decir.
-        Tratar con respeto a la otra persona, y utilizar un tono de voz adecuado. Algunas personas piensan que se las escucharán mejor cuanto más eleven el tono de voz, pero en realidad lo único que consiguen es que la otra persona se ponga a la defensiva.

En mi experiencia como psicoterapeuta he comprobado cómo los principales conflictos entre las personas muchas veces son debidos a una mala comunicación, y cómo, cuando aprenden a hacerlo adecuadamente, pudiendo expresarse y compartir sus pensamientos, sentimientos y emociones,sus relaciones se vuelven más honestas y satisfactorias.